El pecado compartido

Publicado: julio 6, 2015 en Críticas teatro

CARTEL FINALEl Plató de cinema de Barcelona estrenó este fin de semana “El pecado compartido”, una obra formada por algunos de los cuentos de “El Decameron” que, aunque es una obra clásica nunca pasa de moda y por supuesto no deja indiferente con su sentido del humor pícaro y descarado.

Con este texto, se lanzaron los alumnos de fin de carrera de El Plató de cinema a demostrar al público todas las habilidades adquiridas durante sus tres años de formación, su talento y sus ganas. Unas ganas que estos actores demostraron en todo momento, ya que la obra transcurrió con un ritmo dinámico que no decayó y se notaba sobretodo, la ilusión con la que estaban haciendo lo que más les gusta y seguramente es a lo que se quieren dedicar como profesión, al menos la mayoría.

En algunos momentos, tanta fuerza les jugó una mala pasada, pues el volumen de voz se disparaba en algunas escenas corales siendo un poco estridente, pero como dice el refrán: “siempre es mejor atajar que no tener que empujar” y sólo se peca de eso cuando se tiene mucho combustible para salir a luchar por su sueño.

El director Juan Carlos González ha hecho un montaje en escena efectivo, funcional y sencillo, fiel a su estilo y sorprendiendo a todos aquellos que no han visto la magia que hace, en la que un trozo de tela puede convertirse en una habitación, un vestido, una cama y un sin fin de cosas. Los peinados, las luces y todos los detalles que envolvían a los actores y a el montaje han sido muy cuidados. Se nota el gran trabajo de los alumnos, los profesores y los que han colaborado en este trabajo. El público lo ha agradecido con sus risas, sus expresiones y sus aplausos.

IMG_4580

Morir

Publicado: julio 7, 2012 en Críticas teatro
Etiquetas:,

Las escuelas de interpretación suelen pedir como proyecto de final de carrera una obra de teatro completa a todos sus alumnos prestos a graduarse. Una obra en la que los actores recién formados enseñan al mundo lo que han aprendido y el potencial que llevan dentro.

Así púes, los alumnos de la escuela El Plató de cinema de Barcelona han estrenado esta semana “Morir” de Sergi Belbel; 14 actores que pasan por registros cómicos y dramáticos sobre un texto complejo y reflexivo. La duración de la obra es ideal para dar a conocer las aptitudes de los participantes, no obstante, puede resultar algo extensa para el público que sólo desea desconectar de la rutina por unos cuantos minutos.

Muchos de estos alumnos son diamantes en bruto y otros tantos, diamantes un poco más pulidos, sin embargo, se nota la dedicación y el esfuerzo de todos, aunque cabe destacar la interpretación de Anabel Alarcón como la hija adolescente, Gemma Sastre como la madre regañona y Marya Ontillera como señora alcohólica; interpretaciones brillantes con personajes espontáneos, reales e ingeniosos.

A destacar también, la magnitud del proyecto en general, el montaje y la realización. Detrás de este montaje se puede apreciar una gran cantidad de trabajo: el director Juan Carlos González ha organizado de manera magistral este numeroso grupo y ha aplicado su ya conocido y efectivo estilo de escenografía funcional utilizando pocos objetos en escena y adaptándolos para crear espacios diferentes , detrás de stage ha colaborado, además, un gran equipo con el vestuario, la música y el maquillaje, entre otros; gran esfuerzo con un gran resultado, del que todos sus integrantes pueden sentirse orgullosos.

Más información en: Cía. Ruta 13

Por Natalia Valeza.

¿Quieres ver un espectáculo original y sin tabúes? El Jardí de les Malícies, ¿Quieres reírte sin parar y todo ello con temas sexuales sin pudor? El Jardí de les Malícies, ¿Quieres transportarte a los maravillosos años 20 y al corazón del cabaret de la época? El Jardí de les Malícies, ¿Quieres olvidarte del frío el jueves por la noche e ir al teatro? El Jardí de les Malícies.

Este espectáculo minimalista en escenografía, sin cambios de vestuario y sólo con dos actores, es realmente una sorpresa en la cartelera Barcelonesa de esta temporada. Sólo con una base en hierro forjado de formas imposibles —como si de soporte de partituras de orquesta de vodevil se tratase—, un hombre y una mujer despliegan su encanto embriagador para traernos versos de trobadores, canciones de burdel; e incluso, algunos poemas de Goethe, La Fontaine o John Donne en un catalán impecable.

Con una luz tenue, un ambiente acogedor, misterioso y sensual; y con divertidas interpretaciones y expresión corporal, estos artistas nos hablan de sexo de una manera elegante, seductora e ingeniosa, sin caer en lo vulgar o lo explícito; es más bien una tertulia sobre lo erótico, la deshinibición y el deseo.

Por Natalia Valeza, publicada en Play On Barcelona.

Thomas Noone, talentoso bailarín y coreógrafo, comenzó su carrera profesional en Londres y en Holanda, pasando luego por Bélgica y Madrid antes de establecerse en Barcelona. Hace 10 años creó su propia compañía de danza: Thomas Noone Dance, la cúal reside en el SAT! Sant Andreu Teatre de Barcelona desde el año 2005. Hablamos con él desde Play On Barcelona para conocer más a fondo su opinión y su misión acerca de la danza en Barcelona.

Después de haber participado en diferentes proyectos en el extranjero, finalmente, ha creado su propia compañía de danza en Barcelona, ¿Considera que esta ciudad es promotora y propicia para el desarrollo de proyectos artísticos?

Si, hay aspectos de Barcelona que son muy propicios: es una ciudad muy artística, hay muchas ganas de crear y mucha creatividad, lo que falta es una estructura para poder desarrollar esto, que a veces la hemos tenido y a veces no. En las ciudades de el norte es diferente porque tienen más infraestructuras para el arte; pero aquí tenemos mucha pasión y creatividad.

¿Con sus piezas de danza busca transmitir un mensaje al público? 

Si, cada espectáculo tiene que tener un porqué y tiene que hablar con el público, para mi la danza sirve para comunicar con el público. Si no consigue comunicar con ellos y no consigue que salgan del teatro sintiendo algo, algo nuevo, entonces no ha tenido éxito.

Entonces ¿Busca transmitir emociones?

Si, emociones, siempre hay un contexto para mi sobre algún tema,  intento dar siempre un mismo mensaje, que tenga su propia identidad. Como cualquier creador, que notas que tiene sus líneas, su estilo, las preguntas que lleva consigo… más o menos, en mayor o menos proporción, pero tiene temas propios, sus propias inquietudes.

¿Cree que la crisis actual ha afectado al sector de la danza?

Sin duda alguna. Ahora no hay tanto dinero para formación y los teatros no tienen fondos para comprar espectáculos, entonces baja nuestra actuación, es muy directo. Con los fondos públicos pasa lo mismo porque la crisis afecta las subvenciones que se reciben para la danza, y aquí, además, no hay mucha implicación del sector privado.

¿Puede hacernos un adelanto del próximo proyecto de la compañía?

Será el año que viene porque yo ahora estoy en un cambio personal y me estoy dando un respiro que no va a ser muy largo. Emilio Gutierrez, otro bailarín, y yo vamos a hacer un espectáculo que se llama Chuck y Bruce, no trabajaremos como coreógrafos, pero si como bailarines a disposición de 3 duos coreográficos. Será una noche de tres piezas, y hemos escogido el nombre de Chuck y Bruce porque suena un poco a viejas glorias, los dos no somos ya jóvenes y era un poco como de cachondeo porque ya estamos pasados, aunque no es verdad, podemos bailar aún.

Si quieres saber más sobre Thomas Noone, su compañía y todo lo relacionado con sus próximos espectáculos, puedes visitar su página web: http://www.thomasnoonedance.com/

Por Natalia Valeza, publicada en Play On Barcelona

Año: 2011

País: USA.
Duración: 110 minutos.
Director: Rupert Wyatt
Guión: Rick Jaffa, Amanda Silver (Novela: Pierre Boulle)
Fotografía: Andrew Lesnie
Música: Patrick Doyle
Reparto: James Franco, Andy Serkis, Freida Pinto, Brian Cox, John Lithgow, Tom Felton, David Oyelowo, Tyler Labine, Jamie Harris, David Hewlett.

Normalmente, los remakes o extensiones de películas antiguas suelen decepcionar, sin embargo, “El origen del planeta de los simios” es un filme realmente bueno y de una calidad superior, tanto por su trepidante ritmo como por los efectos especiales de asombroso realismo. La historia cuenta todo un embrollo surrealista, pero lejos del ridículo, da credibilidad a lo increíble. Con todo esto y con un personaje estrella, César —interpretado de manera ejemplar por un gran artista: Andy Serkis—, nos dejan con ganas de más y con el deseo de ver la segunda parte que llegará a los cines en 2013.

Esta es una producción de Hollywood, de estilo comercial y pensada para arrasar en la taquilla, no obstante, esto no tiene porque ser algo malo, en esta cinta en concreto se han lucido los realizadores, debido a que atrapa desde el principio —en el que un experimento de laboratorio empieza a dar unos resultados asombrosos—, mantiene atrapado al espectador en el desarrollo —con aquel monito protagonista que enamora desde que es un bebé y que maravilla a medida que crece— y , por supuesto, en el final, que es el sumun del argumento —cuando se desata la revolución de los simios—. Este final será, sin duda, uno de los desenlaces más emocionantes que veremos en el cine durante este año.

Destacables los gestos y expresiones de los monos, que de manera muy natural y sin exagerar parecen reales, y aún y cuando más humanos se hacen, sus comportamientos y la comunicación entre ellos a falta de palabras —solo con miradas o señas— es apabullante. Un trabajo inteligente y brillante en el que el simio César y sus congéneres primates se roban el show, ya que aunque James Franco es un gran actor, en este filme está un poco descafeinado, y el personaje de la chica, se queda bastante al margen del argumento principal y de todo su interés.

Por Natalia Valeza.

El gato con botas

Publicado: diciembre 5, 2011 en CINE, Críticas Cine
Etiquetas:, ,

Año: 2011

País: USA.
Duración: 90 minutos.
Director: Chris Miller
Guión: Brian Lynch, David H. Steinberg, Tom Wheeler, Jon Zack
Música: Henry Jackman
Reparto: Antonio Banderas, Salma Hayek (voces principales)

Hace más de un año que se anunció en los medios la producción de esta película, una producción esperada entre los fans de Shrek y entre los fans de este personaje en concreto: “El gato con botas”. Las expectativas estaban  muy altas y aunque no defrauda, tampoco se puede considerar la mejor película de animación del año.

El argumento de esta película, “El gato con botas”, se aleja completamente de aquel argumento original del cuento (que data del año 1600 aprox.) recopilado por Charles Perrault —aunque también se dice que fue recopilado por los Hermanos Grimm— en el que el gato con botas es la herencia que deja un molinero a su hijo menor, al que no le quedan más posesiones que su recién heredado gato, pero que acaba siendo de gran ayuda, ya que el felino con su astucia y basándose en ingeniosos engaños, consigue convencer al rey de que el hijo del molinero es en realidad un marqués y con algunas triquiñuelas logra que el rey acabe otorgándole la mano de su hija, la princesa, al supuesto noble.

La película de Dreamworks, por el contrario, está basada en el cuento de “Jack y las habichuelas mágicas” —también llamado “Juan y las judías mágicas”— en el que unas judías al ser sembradas, se convierten en un tallo enorme que llega hasta el cielo, donde se encuentra un castillo que guarda un increíble tesoro: un ganso que pone huevos de oro. La misión de nuestro gato aquí, es encontrar las judías y hacerse con el ganso, con lo que, en lugar de un cuento tenemos otro, pero no por eso es menos interesante.

Los personajes están muy bien definidos, todos ellos muy al estilo Shrek, y la voz de Antonio Banderas se lleva todo el mérito de la pícardia del protagonista, puesto que con sus frases coloquiales y su acento tan característico, hace que —por lo menos en España— se disfrute al máximo con algunas expresiones autóctonas que le dan personalidad al peludo forajido.

El gato, aunque humanizado, no deja de ser un gato, y cuando nos recuerdan que este animalito maulla, bufa, se lame o ronronea, entre tantas aventuras y persecuciones, es cuando se crea el contraste que consigue la gracia. Un buen rato con este minino y sus amigos —y enemigos— nos trae el género de animación este año a los cines, no obstante, este filme no llega a deslumbrar del todo, tal vez se deba a que con Shrek nos acostumbraron tanto a este peculiar tipo de humor, que ya ha dejado de ser una sorpresa.

Por Natalia Valeza, publicada en Yamelosé

Esta obra llena de enredos, de drama y de risa se presenta hasta el 6 de noviembre en el SAT! Teatre de Sant Andreu en Barcelona. Para empezar, esta obra cuenta con un guión sencillo, realista y muy divertido; cuenta además, con un equipo de actores muy profesionales y acertados en sus personajes; y finalmente, es la obra en la que Carme Contreras se despide de los escenarios, con lo que se convierte en una obra imprescindible para todos aquellos seguidores de su carrera artística.

Muchos matrimonios llegan a un punto de estancamiento en que la pasión se acaba, la rutina corroe y parece que tener un hijo sea la única solución a todos los problemas. Este es el argumento de esta divertida comedia que le da la vuelta a esta dramática situación, buscando la parte cómica en las actitudes de los personajes, en la picardía de una suegra mayor y en el encanto de un joven instalador de persianas capaz de despertar la pasión en dónde se creía perdida.

Ramón Godino realiza un trabajo impecable con su personaje de hombre casado, sumiso y desesperado; Laura Sancho y Joan Sureda encajan en sus papeles de esposa aburrida y sex símbol juvenil, respectivamente, y; por supuesto, Carme Contreras realiza un trabajo impresionante, fresco y espontáneo; fruto de una larga experiencia en los escenarios que aquí queda reflejada con maestría, una carrera que ahora cierra con este espectáculo y que la cierra con broche de oro.

A todos aquellos que estuvimos en el estreno de esta obra y vivimos el homenaje que se le brindó a Carme ese día, se nos saltaron las lágrimas al ver todo el amor que se le profesa a esta maravillosa actriz, amor que ella ha profesado a sus amigos, familiares y compañeros de profesión durante años, pero también a ese público al que ella siempre se ha entregado y se ha dedicado. Buena suerte Carme en tu nueva etapa!

Por Natalia Valeza, publicada en Play On Barcelona